lunes, 5 de noviembre de 2012

Escuela de Familias Octubre 2012: "ICTUS: Reaprendiendo a vivir"



Escuela de Familias –OCTUBRE-

29 de octubre. Día Mundial del Ictus.
“El Ictus es la tercera causa de mortalidad en la población española”

 Mercedes Castillo e Isabel Vivas, Neuropsicóloga y Fisioterapeuta de Vitalia Alcalá de Henares

El sábado 27 de octubre de 2012 tuvo lugar en Vitalia una charla-coloquio con motivo del Día Mundial del ICTUS, que se celebra el 29 de octubre. La Escuela de Familias fue preparada por la Terapeuta Ocupacional, Rebeca García, por la Neuropsicóloga Mercedes Castillo y por la Fisioterapeuta Isabel Vivas González, formadas en el Método Hoffmann, que es el método que se aplica en toda la red de centros Vitalia, expertos en rehabilitación de Alzheimer, Ictus y Parkinson. Nos acompañó en la charla la concejal de Asuntos Sociales, Salud y Familia del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Dña. Mercedes Gómez.

Con el título: “ICTUS: Reaprendiendo a vivir” hicieron un amplio recorrido por esta enfermedad que se ha convertido en la tercera causa de mortalidad en la población española y la primera causa de muerte en la mujer. Cada año aumentan los nuevos casos de Ictus y en ocasiones sus secuelas no son seguidas de forma adecuada.

Por todas estas razones, desde Vitalia, hemos realizado una pequeña guía en la cual se explique de manera sencilla cuáles son las medidas que se deben realizar para intentar disminuir al máximo las secuelas, consiguiendo de este modo una mejora en la calidad de vida de los pacientes con Ictus; trabajando para ello de manera conjunta desde el departamento de Psicología y Terapia Ocupacional.

Lo primero que debemos conocer, para poder empezar a trabajar es el concepto de Ictus, es decir, ¿qué es un Ictus? El término Ictus procede del latín y significa golpe o ataque, describiendo dicho término el carácter brusco y súbito del proceso. El Ictus popularmente es conocido por múltiples nombres: infarto cerebral, trombosis, embolia, derrame cerebral, apoplejía; lo que origina una gran confusión en cuanto al concepto y la diferenciación entre sus diferentes tipos.
El término ictus o enfermedades cerebrovasculares hace referencia a cualquier trastorno de la circulación cerebral, generalmente de comienzo brusco, que puede ser consecuencia de la interrupción de flujo sanguíneo a una parte del cerebro, o la rotura de una arteria o vena cerebral.
Aunque el cerebro humano sólo supone del 2 % del peso corporal, necesita casi un 20 % de la circulación para cubrir sus necesidades (es decir consume mucha energía) y por otra parte no dispone de reservas energéticas. Todo ello condiciona un aporte constante de oxígeno y nutrientes, siendo por tanto muy sensible ante la falta del flujo sanguíneo cerebral, encargado de proporcionarle la energía que requiere para funcionar. Por esta razón el cerebro cuenta con una gran cantidad de vasos sanguíneos y múltiples mecanismos para mantener constante la cantidad de sangre que circula por él y garantizar una correcta llegada de oxígeno y nutrientes.
Cuando los vasos sanguíneos se lesionan, y no llega la sangre adecuadamente se provoca la disminución o anulación de la función de la parte del cerebro afectada. Si el riego disminuye durante un tiempo mayor a unos pocos segundos, las células de esa área del cerebro, se destruyen, ocasionando una lesión permanente en dicha área.


Tras un Ictus, se pueden observar una serie de secuelas y complicaciones comunes, encontrándonos entre ellas problemas físicos, problemas psicológicos y problemas cognitivos.
Desde el punto de vista Neuropsicológico, nos centraremos principalmente en los problemas psicológicos y cognitivos abarcándose los problemas físicos posteriormente, desde el punto de vista de la Terapia Ocupacional. Es frecuente que durante la convalecencia y el proceso rehabilitador, se produzcan alteraciones del estado de ánimo. La depresión es particularmente común, pudiendo interferir y enlentecer el proceso de rehabilitación. También es frecuente la ansiedad, la labilidad emocional (pasar del llanto a la risa sin motivo), la apatía, la irritabilidad y la falta de consciencia de las secuelas del ictus. En cuanto a la afectación cognitiva, es posible que tras el Ictus aparezca algún tipo de deterioro cognitivo, el cual puede dar lugar a la aparición de diferentes problemas; encontrándose entre ellos la disminución de la memoria, la atención, la orientación, concentración, razonamiento, lenguaje, dificultad en la planificación y organización en las tareas, etc.

Todos estos problemas pueden mejorar con una buena rehabilitación El tratamiento de rehabilitación consiste en un conjunto de técnicas pensadas para mejorar la capacidad, es decir, para recuperar en la medida de lo posible la independencia en la movilidad y en las actividades de la vida cotidiana y lograr la máxima calidad de vida. Es recomendable que se empiece lo antes posible. En Vitalia Alcalá de Henares la rehabilitación es llevada a cabo por un equipo multidisciplinar formado por médico, neuropsicóloga, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, enfermera y auxiliar de enfermería. Cada uno de los profesionales del centro trabajamos conjuntamente, teniendo en cuenta la evolución de la enfermedad y las necesidades que se deriven en cada momento, con la finalidad de paliar los síntomas y mejorar la calidad de vida de nuestros usuarios. El objetivo del programa de rehabilitación es ayudar al paciente a adaptarse a sus déficit, no a librarse de ellos; variando la intensidad y duración del programa según la gravedad de la discapacidad, y radicando el éxito del programa rehabilitador en:
El inicio precoz del mismo
Diseño adecuado que tenga en cuenta las necesidades del paciente
Coordinación eficaz del grupo rehabilitador
Compromiso activo del paciente y de las personas de su entorno.

            Desde el punto de vista neuropsicológico, los objetivos ideales de la rehabilitación incluyen:
El refuerzo, fortalecimiento o restablecimiento de patrones de conducta aprendidos previamente.
El establecimiento de nuevos patrones de actividad cognitiva a través de mecanismos cognitivos compensatorios para los sistemas neurológicos deteriorados.
El establecimiento de nuevos patrones de actividad a través de mecanismos compensatorios externos.
La capacitación del usuario para adaptarse a su discapacidad incluso en los casos en los que no sea posible compensar el deterioro cognitivo.
            Para conseguir dichos objetivos desde Vitalia se establece un plan de actuación basado en la atención individualizada de la persona, donde:
  Cada paciente debe ser evaluado de forma cuidadosa para conocer los distintos factores que pueden influir en su pronóstico y de esta forma elaborar unos objetivos funcionales adaptados a cada caso.
  Los objetivos deben ser significativos pero alcanzables, siendo conviene fijarlos a corto y largo plazo.
  Se debe involucrar tanto al paciente como a la familia en el proceso rehabilitador.
  El paciente debe recibir la máxima terapia adaptada a sus necesidades, con la finalidad de restaurar la mayor capacidad cognitiva y funcional posible.

De Izq. a dcha.: María José García (Enfermera), Mónica López (Gerente), Mercedes Gómez (Concejal de Asuntos Sociales del Ayto. de Alcalá); Mercedes Castillo (Neuropsicóloga), Isabel Vivas (Fisioterapeuta) y Cristina Casanova (Auxiliar de Enfermería)

La próxima Escuela de Familias tendrá lugar el sábado 17 de noviembre con motivo del Día Mundial de la Diabetes y la impartirá la Enfermera  María José García Delgado. El título: “Que la diabetes no te amargue la vida”.


Vitalia Alcalá de Henares es centro autorizado por la Comunidad de Madrid para canjear la prestación del Cheque Servicio
 (Ley de Dependencia)
Con el mismo cariño, pero con más medios

VITALIA Alcalá de Henares. C/ Milán, 52. 28805. Alcalá de Henares. Madrid
Tlf: 91 882 37 11. Correo: infoalcaladehenares@vitalia.com.es
www.vitalia.com.es