lunes, 6 de mayo de 2013

Prevención en las enfermedades cardiovasculaes




La sociedad actual parece estar totalmente familiarizada con este término: “enfermedades cardiovasculares”, pero… ¿realmente sabemos todo lo que abarca este concepto?

Si hiciéramos una encuesta a la población, probablemente la respuesta iría encaminada a las distintas enfermedades cardiacas, pero… ¿y las enfermedades que derivan de la afectación de los vasos periféricos? ¿Y la Diabetes?, ¿y los ICTUS?

Las enfermedades cardiovasculares, son aquellas que afectan al SISTEMA CARDIO-VASCULAR y por tanto, aquellas que derivan de la afectación del corazón y vasos. Dentro de la afectación vascular se incluyen los vasos centrales, como la Aorta y los periféricos, como las arterias que irrigan las extremidades. El mecanismo patogénico, común a todas ellas, es el desarrollo de arterioesclerosis, de ahí que todas ellas compartan causas, mecanismos y tratamientos.

Dentro de las enfermedades cardiovasculares, podemos destacar el Aneurisma aórtico, la Cardiopatía isquémica tipo Angina o Infarto agudo de miocardio, el ICTUS, la Diabetes Mellitus, la Enfermedad vascular periférica,…

Como podemos ver, incluye un amplio espectro de enfermedades, todas con una gran importancia y repercusión, ya que constituyen la primera causa de muerte y discapacidad, en nuestra sociedad. El problema que nos encontramos es que la detección de esta afectación cardiovascular normalmente se produce, cuando ya ha tenido lugar un evento cardiovascular (HTA, IAM,…) y por tanto, cuando el proceso está ya establecido, y frecuentemente avanzado. Esto limita nuestra actuación, al tratamiento de un daño ya producido, y a intentar evitar la repetición de otros eventos similares.

Y… ¿cómo podríamos anticiparnos?

Según se refleja en varios estudios, los daños vasculares se acumulan desde la adolescencia, y es aquí desde donde debemos empezar actuar, es lo que se conoce como PREVENCIÓN PRIMARIA.

Esta prevención supone la modificación de los factores de riesgo, tales como la alimentación sana, el ejercicio y evitando el hábito de fumar.

Por otra parte, las investigaciones se orientan a la determinación de distintos biomarcadores de riesgo cardiovascular, y su aplicación a la práctica médica diaria, como son el fibrinógeno, la homocisteína, proteína C reactiva, péptido natriurético cerebral,…

La filosofía de Vitalia, y de su Departamento Médico no se limita al control y tratamiento de las enfermedades una vez se han manifestado, sino que intentamos ir más allá. Uno de nuestros objetivos fundamentales es LA PREVENCIÓN, que implica no sólo la detección precoz de distintas patologías, mediante el control de los distintos factores de riesgo cardiovascular, sino intentar fomentar en nuestros usuarios, y sus familiares, a través de distintas charlas y escuelas, las pautas adecuadas para el desarrollo de unos hábitos saludables.


Sira Morales Zumel

Médico de Vitalia Alcalá de Henares