domingo, 8 de septiembre de 2013

Psicología ¿Por qué aparece la ansiedad?

Vitalia Alcalá de Henares, Ansiedad, Mayores, depresión, tercera edad

La ansiedad es una respuesta innata del organismo, esperable, normal y deseable, ante una situación considerada como amenazante por el organismo, no siendo esta una respuesta exclusiva de los seres humanos.  La manera en como interpretamos lo que sucede a nuestro alrededor implicará que nos sintamos más o menos ansiosos. Esta interpretación dependerá en buena medida de de nuestras experiencias más recientes y de las que tuvimos durante el desarrollo de nuestra personalidad. 

Una persona con un temperamento ansioso es probable que fácilmente experimente ansiedad en múltiples situaciones. Ahora bien, ello no quiere decir que los que tienen una manera de ser más relajada no puedan llegar a sentir una fuerte ansiedad en determinados momentos. Tan solo sería necesario que una mala racha o afrontar sucesos a los que se otorgue una elevada importancia les llevara a producir interpretaciones capaces de disparar la alarma interna de su organismo. Esta pasaría automáticamente a ponerse en guardia ante la potencial amenaza, y los signos de la ansiedad (taquicardia, sudoración, temblor, malestar…) podrían fácilmente ponerse de manifiesto.

La ansiedad por tanto no es un fenómeno unitario, ya que implica tres componentes o sistemas de respuesta: 

Subjetivo- cognitivo: Componente subjetivo de la ansiedad. Está relacionado con la propia experiencia interna y con la percepción y evaluación subjetiva de los estímulos, y estados asociados a la ansiedad. Por tanto sería el modo en el que la persona interpreta la situación amenazante.

Fisiológico- somático: Componente biológico de la ansiedad. Está relacionado con los cambios fisiológicos que presenta el sujeto ante el estimulo amenazante, los más comunes son: incremento de la actividad del sistema nervioso autónomo, tensión muscular, actividad cardiaca… La experiencia subjetiva de estos cambios se perciben de forma molesta y desagradable por parte del sujeto.

Motor-conductual: Componente observable de conducta que hace referencia a las respuestas instrumentales de escape (huida y evitación).

Por otra parte la ansiedad se puede diferenciar del miedo, ya que el miedo se asocia a algún tipo de estímulo externo amenazante identificable, mientras que la ansiedad es un estado emocional más difuso, y sin una fuente externa de amenaza reconocible. 

Sea como sea la mayoría de nosotros en alguna ocasión hemos experimentado o experimentaremos miedo, ansiedad o angustia, generada por diferentes motivos, debiendo tener en cuenta que las mismas situaciones no generan las mismas sensaciones en todas las personas, y que cada persona evalúa la situación de un modo diferente, basándose esta evaluación en la experiencia personal propia. Explicando esto el hecho de que algunas personas sean más propensas a padecer trastornos ansiosos que otras.  


Mercedes Castillo Chinchilla
Neuropsicóloga de Vitalia Alcalá de Henares



Vitalia Alcalá de Henares

Centro especializado en la rehabilitación de Alzheimer, Ictus y Parkinson. 
Trabajamos desde la prevención y el Envejecimiento Activo.

 Atención y mediación familiar.