jueves, 28 de noviembre de 2013

Charla-coloquio en la Asociación de Mujeres de Alcalá sobre "Hábitos adecuados sobre nutrición en Navidades"

Vitalia Alcalá de Henares, María José García, navidad, nutrición, hábitos saludables, mayores
María José García impartiendo la charla-coloquio en la Asociación de Mujeres de Alcalá

María José García Delgado, enfermera de Vitalia Alcalá de Henares, ha impartido el martes 26 de noviembre una charla-coloquio en la Asociación de Mujeres de Alcalá sobre los hábitos más adecuados que deberíamos tener ante las comidas navideñas.

La Navidad se nos echa encima, y con ella, los excesos en cuanto a comida y bebida. Días malos para mantener la línea, la dieta y la salud. Las comidas y cenas copiosas están a la orden del día. Y con ellos los kilos de más, las subidas de colesterol, las subidas de tensión, las malas digestiones, los empachos,… por ello vamos a dar algunos consejos para que las comidas navideñas no nos amarguen el verdadero espíritu de la Navidad.

Lo fundamental en estas fiestas es no cambiar nuestros hábitos de alimentación saludable y ejercicio físico diario que tanto nos ha costado mantener durante todo el año. Debemos por tanto reservar los “excesos” para las fechas más señaladas y el resto de los días continuar con nuestra rutina habitual. Una buena forma de compensar las calorías extras que vamos a tomar es aumentar el ejercicio físico habitual, haciendo las compras caminando en vez de usar el coche o autobús, subiendo y bajando escaleras en lugar de coger el ascensor…
Algunos consejos que nos pueden ayudar para mantener la dieta esta navidad son:

-Llevar una alimentación variada: todos los días todos los grupos de alimentos.

-Hacer 5 comidas diarias: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. No debemos saltarnos ninguna de ellas. Algo que pasa con frecuencia ante una comida de navidad o una cena de Nochevieja, es saltarse las comidas anteriores para así compensar el exceso que vamos a hacer después. Esto es un gran error, ya que nos provocará un hambre y ansiedad excesiva que hará que comamos mucho más. Es mejor hacer el resto de las comidas ligeras pero completas y llegar con un apetito moderado.

-  Planificar la compra para evitar las sobras. 
-  Planificar el menú: si el plato principal es muy graso (ej. cordero), preparar los entrantes más ligeros para compensar: ensaladas, verduras…

-  A la hora de preparar los alimentos, evitar los fritos y rebozados; son más sanos asados, cocidos, a la plancha…

-  Sustituir las salsas compradas por las elaboradas en casa a base de verduras, tomates naturales, vinagretas… aportarán muchas menos calorías.

- Lo mismo ocurre con los postres. Son más saludables los que podamos hacer nosotros mismos utilizando edulcorante y productos desnatados.

- Apostar por la fruta, en estos días su consumo es fundamental. Una brocheta de fruta variada como postre puede ser además de original muy saludable. Debemos seguir consumiendo 5 raciones de fruta y/o verdura al día.

-  Mientras se está preparando la comida, evitar los picoteos.

- Una vez que empecemos a comer es preferible apartarnos en un plato un poquito de cada cosa y no repetir. De esta forma controlaremos mejor lo que comemos.

- Controlar la ingesta de alcohol, ya que el alcohol sólo aporta calorías vacías.

- Escoger mejor el pescado no graso y pollo sin piel, en lugar de carnes más grasas como el cordero, cerdo…

-  Disminuir el consumo de grasas saturadas.

- Moderar el consumo de comidas rápidas, preparadas y precocinadas.

-  Mantener una ingesta de líquidos adecuada: 1.5l o 2l de agua al día.

-  Si la comida es fuera de casa, cuidado con los aperitivos. Muchas veces éstos aportan más calorías que el plato principal: evitar los rebozados, quesos untables y en general todos los que lleven salsas. En cuanto al plato principal intentar comer la misma cantidad que comerías si estuvieras en tu casa. Y a la hora del postre elegir una pieza de fruta, un café o una infusión.

María José García comentó que “si todavía no mantenéis una dieta saludable, el comienzo de un nuevo año siempre es un buen momento para hacerlo. Mucho ánimo y ya veréis que con un poco de esfuerzo se pueden mantener unos buenos hábitos nutricionales y  vuestro cuerpo y salud os lo agradecerán”.


Vitalia Alcalá de Henares, centro de día, expertos en mayores, navidad, nutrición, hábitos saludables
Público asistente a la charla-coloquio en la Asociación de Mujeres de Alcalá


Vitalia Alcalá de Henares


Centro especializado en la rehabilitación de Alzheimer, Ictus y Parkinson. Trabajamos desde la prevención y el Envejecimiento Activo.
 Atención y mediación familiar.


Otros artículos:



Vitalia Alcalá de Henares, centro de día, corredor del henares, personas mayores






martes, 19 de noviembre de 2013

ICTUS. Abordaje multidisciplinar

ICTUS, Vitalia Alcalá de Henares, Centro de Día, especializado rehabilitación Ictus
Imagen de www.lineaysalud.com


El ICTUS es una patología que  tiene una gran relevancia en la salud pública española. 
Lo primero que queremos recordar son los signos y síntomas que pueden hacernos sospechar que estamos sufriendo un accidente cerebrovascularo o ICTUS. Algunos de estos síntomas son:

-Entumecimiento súbito o debilidad facial, del brazo o la pierna, especialmente de un lado del cuerpo
-Confusión repentina, o dificultad para hablar o comprender el habla.
-Dificultad para ver con uno o ambos ojos
-Dificultad para caminar, mareos, o pérdida del equilibrio.
-Dolor de cabeza súbito sin causa conocida.

Es importante reconocer estos primeros síntomas, ya que la rápida intervención del equipo médico frente  a esta patología marcará el pronóstico del paciente. Cuanto antes se recupere la normal circulación sanguínea en el área cerebral, habrá mayores posibilidades de que la afectación a las distintas áreas cerebrales sea menor. De todas maneras cabe recordar que cada paciente que sufre un Ictus presenta unas secuelas personalizadas en función de las áreas y de la cantidad de territorio afectado. Por ello, una vez que pasa la primera fase de abordaje médico, es importante una intervención multidisciplinar para comenzar cuanto antes la rehabilitación. Ésta debe abordar no sólo el aspecto físico sino también otros aspectos como la rehabilitación logopédica, la rehabilitación cognitiva y funcional sin olvidarnos de la rehabilitación psicológica y emocional, que ayudarán al paciente a aceptar su nueva situación y  ayudarán a que la disposición e implicación del paciente en su recuperación sea máxima. 

La fisioterapia trabaja para mejorar las secuelas físicas que pueden aparecer tras el ictus como son las parestesias, la parálisis total o parcial de un hemicuerpo, el aumento excesivo del tono muscular o la ausencia total del mismo sin olvidarnos de otros aspectos menos evidentes pero que también aparecen, como son los problemas de coordinación o equilibrio. En ocasiones la fisioterapia consigue recuperar gran parte de las condiciones físicas previas al Ictus pero no siempre es así. En estos últimos casos, la fisioterapia trabajará para el mantenimiento del mejor estado posible, así como trabajará en la reeducación funcional para ayudar al paciente a la adaptación de su nuevo estado físico y ayudarle en la mejora de su calidad de vida.


Isabel Vivas González


Vitalia Alcalá de Henares

Centro especializado en la rehabilitación de Alzheimer, Ictus y Parkinson. Trabajamos desde la prevención y el Envejecimiento Activo.
 Atención y mediación familiar.







Vitalia Alcalá de Henares, Centro de día, expertos en mayores